“Tras lo que llamamos discapacitados hay cuerpos que desean y pueden ser deseados”

Jordi Solé Blanch, profesor de Educación Social y miembro del Laboratorio de Educación Social de la Universidad Abierta de Cataluña

El programa Sense Ficció de Televisió de Catalunya ha emitido un documental de producción propia dirigido por Montse Armengou y Ricard Belis titulado “Yo también quiero sexo”. Se aborda un problema bastante ‘invisibilizado’ en cuanto a la posibilidad que las personas con diversidad funcional e intelectual vivan su sexualidad con plenitud.

Como miembro del equipo docente del Grado de Educación Social de la UOC, escribí el post “El deseo de esos cuerpos solo existirá si tú te rebelas” para el blog que se creó para promover el documental Yes, we fuck!. En el texto repaso la experiencia que viví cuando trabajaba como educador social en un centro residencial de acción educativa. Cualquier testimonio que contribuya a dar a conocer esta realidad –invisible para la sociedad y demasiado a menudo recluida en el fondo del armario de muchas instituciones y entidades que trabajan con estas personas– puede ayudar a hacer entender que tras los llamados discapacitados hay cuerpos que desean y que pueden ser deseados.

El documental, estrenado en 2015 y dirigido y guionado por Antonio Centeno y Raúl de la Morena, muestra esta realidad a partir de seis relatos, que no sólo presentan qué puede hacer la sexualidad para las personas con diversidad funcional, sino también qué puede aportar la realidad de la diversidad funcional en la sexualidad humana.