Cuatro técnicas imprescindibles para la investigación social y educativa

Portada del libro Técnicas de investigación social y educativa.Julio Meneses y Sergi Fàbregues, profesores del grado de Psicología de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación, han publicado el libro Técnicas de investigación social y educativa en la editorial UOC. Este título explica cuatro técnicas que se utilizan en la investigación social y educativa, planteando los puntos fuertes y débiles de cada técnica, a la vez que da ejemplos de cada una. Es por lo tanto una herramienta útil tanto para estudiantes, profesores o investigadores en varias disciplinas.

David Rodríguez-Gómez, profesor del Departamento de Pedagogía Aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona, y Marie-Hélène Paré, licenciada en Trabajo Social por la Universidad de Oxford, son los otros dos autores de Técnicas de investigación social y educativa.

El cuestionario, la entrevista, el grupo de discusión y la observación del participante son las cuatro técnicas de recogida de datos más utilizadas en la investigación social y educativa. Cada una de estas técnicas proporciona una información diferente que permite el acceso a diferentes dimensiones de los fenómenos sociales investigados. El objetivo de estas técnicas es reunir un conjunto de evidencias que permita dar respuesta a las preguntas de la investigación.

El cuestionario: de estas cuatro, es la técnica cuantitativa que resulta de elección cuando se tiene que recoger datos a partir de muestras de participantes relativamente grandes. A partir de la información que proporcionan los resultados de los cuestionarios, se obtienen datos concretos que pueden ser tratados estadísticamente.

La entrevista: el objetivo es profundizar en la opinión, las creencias o las percepciones de un solo individuo a través de un intercambio oral mediante una dinámica interactiva. Conjuntamente con el grupo de discusión y la observación del participante son técnicas cualitativas.

El grupo de discusión: consiste en reunir grupos heterogéneos de personas para generar información diferente y tener una percepción más amplia del objeto de estudio. Esta información se genera a partir de dinámicas grupales, puesto que los participantes pueden compartir, comparar y contrastar los diferentes puntos de vista sobre un aspecto que ponen en común.

La observación: dentro de las técnicas cualitativas, es la técnica de elección cuando el objetivo es explorar los comportamientos y las prácticas de las personas. A pesar de que hay diferentes grados de participación en los grupos observados, la observación más participante es característica de los estudios etnográficos.

La naturaleza de la información generada es un aspecto central en el momento de decidir la técnica que guiará la recogida de datos. Cada técnica produce un tipo de información diferente y, en consecuencia, da acceso a dimensiones diferentes de los fenómenos sociales investigados. Por esta razón, además de ofrecer un marco de referencia para el diseño y la implementación de cada técnica, este libro pretende dotar al lector de las competencias necesarias para la evaluación de su pertenencia y la adecuación a diferentes situaciones. Más información sobre esta publicación aquí.