La difícil decisión de escolarizar niños de entre 0 y 3 años

Eulàlia Hernàndez Encuentra, professora de Psicología y Ciencias de la Educación.

Hace unos días me preguntaban donde pienso que debían ser los niños de 0 a 3 años: en casa o en la escuela. En concreto, ¿qué pienso sobre el hecho de que la escolarización de los niños se adelante un año y, en lugar de entrar en la guardería con tres años, que lo hagan con dos años.

Instintivamente pensé en cuáles son las habilidades y las necesidades de un niño de dos años respecto a uno de tres (en la maduración, autonomía, capacidad de atención, referencias familiares estables, autorregulación, manipulación fina, comunicación, apoyo afectivo, etc …). También pensé en la necesidad de acompañamiento y atención individualizada que tienen especialmente los niños hasta los dos años, así que me decanté por los tres años. Es decir, por mantener la situación que tenemos hasta ahora, con una entrada garantizada en la guardería a los 3 años. El momento en que el niño es atento y curioso, el momento del “¿por qué?” constante.

Algunas reticencias

Pero, ¿y los niños con dificultades, en riesgo personal, social o cultural? ¿Y los que necesitan una estimulación más intensiva y temprana para desarrollarse? Y sí, claro, estos niños sería necesario que tengan garantizada la guardería antes de los tres años. Un tema de equidad. Pero, ¿y las dificultades derivadas de la realidad socio económica que dificulta cada vez más la conciliación de la vida familiar y laboral? Pues sí, también, adelantar la edad de entrada en la guardería sería una ayuda para las familias (¡sin olvidar la económica y profesional!) que les permitiría tener unas condiciones mejores para atender a sus hijos. Un tema de conciliación.

Así pues, escolarizar a los niños a los dos o los tres años no es un tema derivado de las necesidades de los niños, sino que es económico, social y político. Una cuestión de equidad y conciliación.

Otras etapas de la escolaridad

La pregunta sobre cuándo deben acceder los niños a la escuela es un tema que se plantea también para otras etapas de la escolaridad. Debe ser a los 4, los 5, los 6, los 7? No hay acuerdo. Ni los sistemas educativos son iguales (los hay que piden a los niños que estén durante un número concreto de años, pero no marcan estrictamente la edad de entrada), ni los estudios aportan datos concluyentes (algunos dicen que cuando antes llegue a la escuela, mejor será la evolución educativa, pero otros aportan datos contrarios). Ni siquiera los indicadores que se usan son comparables (algunos estudios relacionan el acceso de los niños en la escuela con la calificación al finalizar la escuela primaria, pero otros con la categoría laboral a los 30 años!).

Me parece curioso que en algunos países haya escuelas que dan un decálogo a los padres para que valoren ellos mismos antes de escolarizar a sus hijos si éste está a punto/preparado para ir a la escuela. Pero, en cambio, no se plantea si el escuela está lista para atender las necesidades de los niños en una edad u otra. También es una cuestión de punto de vista.

Tenemos un debate abierto sobre la escolarización de los niños de 0-3 años que no es fácil.

Enlaces de interés:

Blasco, J. (2016). Del jardín de infancia a las políticas para la pequeña infancia. Barcelona: Fundació Jaume Bofill. Presentaciones #109.

Mateo, J. (2016).  Ponència 2.  La arquitectura del sistema educativo. Reflexiones y propuestas. EN Consejo Escolar de Catalunya. Ahora es mañana. Debate sobre el futuro de la educación en Catalunya. Barcelona: Generalitat de Catalunya.