Ana Cobos: “Desde la psicopedagogía se evalua para diagnosticar y determinar las respuestas que pueden mejorar situaciones”

Ana Cobos Cedillo es presidenta de la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España (COPOE), un ámbito de conocimiento vinculado al máster univesitario en Psicopedagogía de la UOC.

– La psicopedagogía ha estado tradicionalmente muy vinculada al ámbito escolar, si bien sus competencias han evolucionado hacia otros entornos más allá de éste, como son el socio-comunitario o el laboral. ¿Cómo valora esta evolución?

De forma muy positiva, pues la psicopedagogía tiene mucho que aportar a los tres ámbitos. En el ámbito social puede valorar el impacto psicoeducativo de determinados contextos sociales, así como la intervención en los mismos. Por ejemplo, evaluar la protección de niños y adolescentes especialmente en contextos de riesgo, así como la intervención con menores infractores en centros de reforma.

En el ámbito laboral, las posibilidades de la psicopedagogía se relacionan tanto con la selección y gestión de personal, como con la formación de profesionales. Y no solo para la formación inicial, sino para el reciclado y actualización a lo largo de toda la trayectoria profesional.

Es muy importante que en la sociedad se reconozca la valía del profesional de la psicopedagogía y, para ello, es necesario que existan oportunidades para demostrar su eficacia.

– Desde su punto de vista, ¿cuáles serían las competencias que actualmente debe desarrollar el profesional de la psicopedagogía?  

Al menos debe desarrollar las siguientes competencias: evaluar para diagnosticar las situaciones y determinar qué necesidades tienen las personas, así como las respuestas que pueden mejorar estas situaciones. También es imprescindible que tenga competencias para intervenir, además de asesorar a personas y grupos, así como a otros profesionales en el contexto de trabajo multidisciplinar. Y es necesario que desarrolle otras competencias complementarias, como el trabajo en equipo con profesionales de perfiles variados, hablar en público, elaborar informes, documentos y recursos para la optimización de las intervenciones.

– Teniendo en cuenta el rol que juega la psicopedagogía y la importancia actual de la orientación, ¿cómo se plantea el futuro de la profesión?

Nos dirigimos hacia un mundo cada vez más complejo que precisa profesionales que puedan dar respuesta a situaciones y problemas nada sencillos. Por ello la psicopedagogía desempeña un papel clave. En el ámbito educativo, por ejemplo, es cada vez más evidente que no basta con la función docente, ya que la educación consta de más variables que las instructivas, y ahí entra en juego la psicopedagogía y la orientación. La orientación se encarga de todo lo complementario a lo docente en el sistema educativo, contribuyendo a educar y aportando aspectos nuevos. Sin embargo, para que haya un futuro más prometedor para la psicopedagogía es necesario que haya un impulso de las administraciones, para aumentar el número de profesionales que trabajan en los tres ámbitos, especialmente en lo social y educativo.

– ¿En qué posición queda la investigación en la práctica profesional de la psicopedagogía, como base para la toma de decisiones de manera fundamentada?

Es imprescindible porque fundamenta el rigor en la valoración de las situaciones, así como en su intervención. La investigación ayuda a generar teoría con la que poder fundamentar las actuaciones. Nuestra disciplina es aún joven y necesitamos hacer mucha más investigación, porque es muy necesario que se vaya consolidando una epistemología de la psicopedagogía y de la orientación educativa. Ello hará posible que nuestra profesión tenga aún más credibilidad y valoración.

– ¿Qué destacaría de la aportación de la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España a la formación de profesionales de la psicopedagogía y la orientación?

Es una organización muy activa que está continuamente trabajando por mejorar la calidad del sistema educativo a través de la orientación, ya que consideramos que la formación y la actualización son uno de los pilares de la calidad. De hecho, organizamos al menos un evento formativo de ámbito estatal y/o internacional al año. Es una red de redes de profesionales que establece un soporte profesional de apoyo mutuo para el asesoramiento, la elaboración de recursos y materiales. Asimismo, es una plataforma de visibilización de la orientación educativa, una respuesta técnica y especializada y una referencia profesional de la psicopedagogía para la sociedad.