La actitud digital, una responsabilidad social

Montse Guitert y Teresa Romeu, profesoras del ámbito de Competencias digitales de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación.

¿Modificas cada cierto tiempo las contraseñas a los servicios que utilizas habitualmente en internet? ¿Lees las condiciones de uso y la política de privacidad de los servicios en los que te registras? ¿Te expresas libremente en la red? ¿Tienes una actitud ética y responsable al publicar en las redes sociales?

La red nos ofrece diversidad de servicios que utilizamos de manera habitual en nuestras actividades cotidianas. Hacer un uso saludable y seguro es una responsabilidad común y requiere tener muy presentes los posible desafíos que puede implicar su uso. Uno de estos riesgos es el acoso mediante canales digitales, básicamente redes sociales.

El acoso y los insultos en las redes sociales han sido noticia recientemente a raíz del Día Mundial contra el Acoso que se conmemora el 2 de mayo. Según Maite Garaigordobil, profesora de la Universidad del País Vasco especializada en acoso dentro y fuera del entorno digital, “en el acoso de tú a tú hay un porcentaje medio de victimización grave entre el 2% y el 16%. En cyberacoso, entre un 1% y un 10%. Sin embargo, el porcentaje de estudiantes que ha sufrido alguna conducta de ciberacoso supera en algunos estudios el 60%“.

De acuerdo con esta especialista, las cifras son dignas de consideración y –a pesar de las acciones de prevención que se llevan a cabo en muchos países en los últimos años– estos porcentajes no se reducen y nuevas formas de acoso emergen y aumentan significativamente. Además, las denuncias también han aumentado en los últimos años, en parte porque el problema se ha visibilizado más socialmente y las víctimas y sus familias están saliendo de la indefensión y soledad en la que se encuentran.

Según la noticia del diario El País El acoso sigue fuera del aula, de abril de 2018, entre los años 2012 y 2017 han aumentado unos 65% los casos de este tipo y se ha pasado de 824 episodios registrados el 2012 a 1.364. Por otra parte, según Sociedad Digital en España 2017, las estrategias utilizadas por los ciberacosadores se multiplican a medida que el uso de herramientas como WhatsApp o redes sociales se popularizan entre los adolescentes. Y aquí el teléfono móvil es un aliado perverso. El informe de Sociedad Digital en España 2017 apunta que el 86% de jóvenes de entre 15 y 24 años dispone de teléfono inteligente y lo utiliza como dispositivo de referencia para mensajería instantánea (81,7%) y acceso a redes sociales (77,5%).

¿Qué es un buen uso de internet?

Estos datos ponen en evidencia que hay que incidir en los conocimientos y actitudes deseables para poder hacer un buen uso y no abuso de internet. Desde la UOC lo consideramos un tema clave y desde hace 10 años concienciamos los estudiantes de su importancia. Con la asignatura de primer trimestre Competencias TIC abordamos la actitud digital en base a los siguientes elementos claves: la netiqueta, la identidad y reputación digitales, la seguridad y la legislación en la red.

Desde la UOC estamos alineados con la Comisión Europea en el Digital Competence Framework for Citizens (DigComp), que define las competencias digitales de los ciudadanos en aspectos de seguridad (protección de dispositivos, de datos personales, de la salud y el bienestar y del medio ambiente), así como el conocimiento de las normas de comportamiento y la identidad digital.

La Universidad ya participó en 2005 en la definición de la Acreditación Catalana en Competencias TIC (ACTIC) donde se define una dimensión de cultura, participación y civismo digital que describe cómo utilizar de manera eficiente, cívica y segura los recursos de que dispone la ciudadanía en la sociedad digital y aplicarlos selectivamente para el desarrollo personal, la participación y la colaboración social.

Además, la UOC forma parte del proyecto europeo CRISS sobre definición y acreditación de competencias digitales para estudiantes de 12 a 14 años. El trabajo supone analizar las competencias en el entorno escolar en 7 países europeos, definidas como Catalán (primary schools), Catalán (secondary schools), Austrian, Welsh, Irish, French, German and Norwegian. Como resultado de este análisis, se ha proponer la creación del área Ciudadanía digital que incluye las siguientes competencias:

• Creación y gestión de la identidad digital con privacidad y atención a la salud y el bienestar.
• Proteger los datos y sistemas digitales y ser éticos y responsables en el uso de la tecnología digital.
• Participación en la ciudadanía con tecnologías digitales.

Las actitudes representan formas de pensar y motivaciones para actuar y, por tanto, formas de relación en entornos digitales: la nueva cultura digital necesita nuevas actitudes coherentes con el mundo digital para conformar buenos ciudadanos digitales. Las acciones cívicas en la red pueden mejorar la convivencia social.

Este escenario comporta abordar la formación en el uso responsable, seguro y ético de las tecnologías en los diferentes niveles educativos y hacerlo extensible a la ciudadanía.