Frederic Cerón: “La emoción, la motivación o la repetición a menudo no son suficientes para mejorar el rendimiento académico”

La realidad virtual como pretexto para ayudar a los estudiantes con dificultades de aprendizaje ha tomado forma en el proyecto Potmath, que impulsa el maestro y psicopedagogo Frederic Cerón y que fue destacado con el premio del público en el Spin UOC 2018. Esta solución tecnológica en fase de pruebas tiene como objetivo integrar ejercicios de orientación espacial y movimiento para activar áreas del córtex cerebral implicadas en el aprendizaje. Frederic Cerón es actualmente estudiante del grado de Psicología en la UOC, donde también estudió Psicopedagogía. Trabaja en la Escuela Ponent de Terrassa (Barcelona).

– Cuando percibes que puedes aportar alguna propuesta para mejorar el aprendizaje de estudiantes con dificultades?

– Los ejercicios clásicos no me proporcionaban una solución rápida en el aula. Esto, junto con la falta de medios de las familias para ampliar la atención especializada a los hijos con dificultades, me hizo pensar que tal vez se me escapaba algo como educador. La emoción, la motivación o la repetición a menudo no son suficientes para mejorar el rendimiento académico. Por tanto, a partir de diversas pruebas psicológicas para medir la atención combinadas con otros ejercicios, detecté mejoras significativas en el aprendizaje de los estudiantes.

– ¿En qué han consistido las pruebas psicológicas?

Hemos combinado ejercicios de velocidad lectora, mejora de la atención y de trabajo autónomo de los estudiantes. Algunos de nuestros ejercicios surgen de pruebas tales como las tareas de Stroop o Trail Making Test (pruebas de atención). Desde Potmath, nuestra idea es crear instrumentos o herramientas que puedan ser validados, para poderlos ofrecer a los usuarios.

– ¿Cómo identificas que la realidad virtual puede ser una aliada?

La idea de la realidad virtual se introduce en una sesión organizada por el equipo Hubbik de la UOC, ya que nos permitía integrar la detección de movimiento en manos y brazos (Leap motion), o todo el cuerpo (gafas HTC VIVE).

– Potmath tiene su origen en el aburrimiento y desmotivación de algunos de tus alumnos. ¿Cómo evoluciona?

Justo al terminar el grado de Psicopedagogía en la UOC empecé a trabajar en una escuela rural del pre Pirineo de Lérica sin demasiados recursos. Además, muchas familias no podían llevar a sus hijos a centros de refuerzo o apoyo. En poco tiempo me encontré con una ratio de alumnos con dificultades de aprendizaje demasiado grande para asmirla solamente entre dos maestros. Después de un año haciendo pruebas con materiales de educación especial y estimulación cognitiva me di cuenta que los alumnos no avanzaban, los ejercicios los aburrían y se desmotivan. Esto, como educador o futuro psicólogo, estaba disparando todas las alarmas.

– La dislexia fue uno de tus primeros objetivos.

Sí, impulsé la creación de un grupo de investigación sobre los trastornos de aprendizaje y recogí experiencias de niños con dificultades como la dislexia. Hacía dos años que estudiaba en la UOC y el contacto con la asignatura ‘Neurociencia cognitiva’ me proporcionó un nuevo enfoque. Y también me cuestioné el hecho de obtener resultados no suficientemente coherentes en algunas pruebas WISC de escala de inteligencia. Me focalicé en la estimulación y combiné materiales sobre movimientos oculares, coordinación motora, lectura y pronunciación.

– ¿En qué punto se encuentra hoy Potmath?

Nuestro objetivo es trabajar las matemáticas, la lengua y la mejora de los resultados académicos. El último año lo hemos dedicado a hacer pruebas de mejora de la velocidad lectora y los primeros ejercicios con gafas de realidad virtual y el detector de movimiento Leap Motion (teoría de la gesticulación). El hecho de continuar trabajando como maestro me permite valorar la evolución de los alumnos contando sobre todo con la opinión de los compañeros, que equilibra el sesgo que podría tener mi experiencia única. Por otro lado, hemos empezado a preparar ejercicios centrados en funciones ejecutivas. Estas pruebas también serían aplicables a estudiantes con necesidades educativas especiales, por ejemplo.

– ¿Cuál es la realidad de Potmath como iniciativa empresarial?

Estamos sistematizando todo el trabajo mediante la creación de programas y actualmente estamos en contacto con distribuidores para disponer de plataformas de difusión. También nos encontramos en un momento de ampliación del equipo, con psicólogos especializados en estimulación cognitiva y especialistas en realidad virtual.