‘Per fi junts!’, una guía de acompañamiento en la adopción

La profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, Marta Reinoso -investigadora y miembro del grupo de investigación PSINET-, junto con la profesora colaboradora de la UOC, Elena Requena y la psicóloga Teresa Galligó han abordado el tema de la adopción en el libro Per fi junts! Parlem d’adopció de Publicaciones de la Abadía de Montserrat, una guía que “presenta de forma cercana, clara, rigurosa y actualizada la realidad de la adopción, tanto en la etapa previa a la llegada del menor a la familia (pre-adopción) como en la etapa posterior (post-adopción)”, apunta Reinoso. La obra se dirige especialmente a las personas que desean adoptar, a las familias adoptivas y a los profesionales del ámbito social, educativo y sanitario, como son los psicólogos, educadores sociales, maestros y pediatras, entre otros.

La necesidad de construir una comunicación honesta y constructiva

“Es importante hablar de la adopción porque el niño lo necesita para crecer, pues forma parte de su vida y es esencial para construir una identidad sana y completa”, explica Marta Reinoso, profesora del máster universitario de Psicologia infantil y juvenil de la UOC. Uno de los principales retos que deben afrontar las familias es el hecho de hablar de la adopción con su hijo/a y la manera de hacerlo. “Se debe hablar de la adopción y se tiene que hacer desde el primer momento”, afirma Reinoso. De este modo “las familias pueden construir una relación constructiva y honesta que ayude a su hijo/a en la formación de su identidad”. La autora pone algunos ejemplos: “en ocasiones se cree que un niño pequeño no recuerda su pasado, que todavía  no entiende qué es la adopción, que no le interesa el tema porque nunca pregunta… Todo esto son mitos y creencias erróneas que dificultan y comprometen la vinculación entre padres e hijos adoptivos”. De acuerdo con esto, las autoras dan una serie de pautas y recursos que los padres y las familias pueden emplear para mejorar la comunicación y favorecer el desarrollo de su hijo/a, como sería la creación de un espacio especialmente preparado para el/la niño/a con objetos usados por él/ella o imágenes –por ejemplo, una caja de recuerdos o un álbum–, para que pueda encontrar esta información ordenada y sepa “cómo era antes y quién es ahora y de este modo pueda construir una narrativa continua y coherente de sí mismo/a “, comenta Reinoso.

La autora nos explica cómo la identidad de una persona es algo que se va construyendo a lo largo de la vida y hace hincapié en la etapa de la adolescencia, cuando la persona adoptada puede empezar a hacer preguntas más elaboradas y complejas sobre su familia biológica y sus raíces. Los padres adoptivos que, conjuntamente con su hijo/a son los protagonistas de la historia vital, son los encargados de proteger esta información y facilitarla de manera gradual y constructiva. El libro profundiza en cada etapa del proceso de desarrollo dando respuesta a las posibles dudas que pueden tener las familias.

“Conocer la propia historia es un derecho y una necesidad del menor”

Reinoso deja claro que “la adopción no es una moda, y lo más importante es tener una motivación adecuada”. Advierte pues que “las modas van y vienen, pero los hijos no. Un hijo o una hija, por la vía que llegue, es para siempre”. En este sentido, la adopción no es una cuestión pasajera sino un proyecto de por vida. Desde el momento en que se constituye la adopción, el/la niño/a adquiere el mismo estatus legal y los mismos derechos y deberes que un hijo o hija biológico/a. Y esto es así de forma irreversible”, asegura.

La búsqueda de los orígenes de la persona adoptada es otro tema relevante. “Conocer la propia historia es un derecho y una necesidad del niño”, según explica Reinoso. La autora reflexiona sobre este tema en el cinefórum sobre la película Lion, organizado por los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC junto con Meritxel Pacheco. Podéis ampliar la información en este artículo.

En síntesis, Per fi junts! pone el foco en la realidad de la persona adoptada sin olvidar el rol de la familia biológica, la familia adoptiva y su entorno. El libro proporciona recursos y herramientas para trabajar aspectos como son la motivación para la adopción y las funciones de la familia, el abandono y la elaboración del duelo, la construcción del vínculo afectivo, la comunicación sobre la adopción, las diferencias étnicas y culturales, la construcción de la identidad y la búsqueda  personal de los orígenes.