Fernando Cuetos: “En la integración en las aulas hay que ayudar en las debilidades de la niña o niño disléxico, pero también resaltar sus fortalezas”

Dr Fernando Cuetos

En la IV Jornada sobre Dificultades de Aprendizajeenmarcada en el Máster universitario Dificultades del Aprendizaje y Trastornos del Lenguaje, hemos contado con la participación del Dr Fernando Cuetos, que ha presentado la ponencia La dislexia: déficits, diagnóstico e intervención. Ocasión que hemos aprovechado para hacerle unas preguntas sobre la dislexia.


El
Dr. Fernando Cuetos es catedrático de Psicología y profesor de la Universidad de Oviedo. Su investigación se centra desde siempre en el procesamiento del lenguaje y es autor de libros tales como Psicología de la Lectura, Psicología de la Escritura, Evaluación y Rehabilitación de las afasias y Neurociencia del Lenguaje. También participa en revistas científicas como REMA, de la que es su director.

 

-¿Cómo se define la dislexia en el siglo XXI, ha cambiado su descripción?

Durante el siglo XX se propusieron diversas definiciones de la disléxia y la mayoria eludían entrar en las causas del trastorno. A principios de este siglo, concretamente en el año 2002, la Asociación Internacional  de Dislexia consensuó una definición que ya hace alusión a las causas que la originan. Dice textualmente: “La dislexia es una dificultad específica de aprendizaje, de origen neurobiológico, que se caracteriza por dificultades en el reconocimiento preciso y fluido de las palabras y por problemas de ortografía y descodificación. Esas dificultades resultan de un déficit en el componente fonológico”. Sin embargo, el DSM-5, en su última edición de 2013 deja de usar el término dislexia y habla de “Trastorno específico de aprendizaje” debido a: 1.- dificultades en lectura (lo que sería la dislexia), 2.- dificultades en escritura (disgrafia) y 3.- dificultades matemáticas (discalculia).

-¿Han aumentado los casos de dislexia, o es que ahora el diagnóstico es más evidente y visible?

Los porcentajes de dislexia han sido siempre los mismos, lo que ocurre es que ahora la dislexia es más visible. Antes cuando un niño tenía dificultades para aprender a leer se consideraba que era vago o poco inteligente. Muchos de esos  niños se esforzaban realmente mucho y podían ser incluso muy inteligentes pero les costaba leer porque tenían dislexia pero los profesores y padres no lo sabía.

-¿Qué prevalencia tiene?

Hay gran variabilidad entre los resultados de los estudios, alguno estiman que puede alcanzar hasta el 15 ó el 17% de la población. Pero esos datos se encuentran principalmente en inglés que tiene una ortografía muy arbitraria. En los sistemas ortográficos transparentes como el castellano varios estudios realizados en diferentes comunidades coinciden en que el porcentaje está entre el 3 y el 5%.

-¿Cuál es el principal enfoque metodológico de intervención?

Puesto que la causa que origina este trastorno es de tipo fonológico, la intervención debe comenzar por un entrenamiento en tareas de conciencia fonológica (segmentación de la palabra en sílabas y fonemas, omisión de fonemas, etc). Y fundamentalmente se debe trabajar el aprendizaje y automatización de las reglas de conversión de grafemas en fonemas que es donde principalmente fallan estos niños.

-¿Qué lineas se pueden seguir para mejorar la capacidad de leer y de entender textos?

La mejor ayuda que se puede proporcionar a estos niños para que mejore su comprensión de los textos escritos es consolidar el aprendizaje y automatización de las reglas grafema-fonema. Cuanto menos recursos cognitivos tenga que dedicar a la decodificación de las letras y palabras más recursos podrá dedicar a la comprensión de lo que lee.

-¿Qué estrategias son las recomendadas para la integración en las aulas?

Lo más importante es que el resto de los niños no le vean como un niño torpe o vago, sino que se trata de un niño o niña que tiene dificultades con la lectura, pero sin embargo tiene otras capacidades en la que destaca, como puede ser en dibujo, informática, etc. Resaltar sus fortalezas y ayudarle en sus debilidades, por ejemplo dándole más tiempo para hacer las tareas que requieren lectura, intentando que no tenga que enfrentarse a la dura tarea de tener que leer en voz alta delante de los compañeros, a no ser que lo tenga preparado y vaya a salir airoso, etc.

-¿Cómo aplican internet y las nuevas tecnologías en la mejora del aprendizaje en los disléxicos?

Las nuevas tecnología pueden ser muy útiles para faciliar el apredizaje de la lectura en estos niños. Por una parte, porque permiten ayudas muy motivadoras como son las imágenes y sonidos que la hacen más amena. En este sentido el método “Leer en un clic”  es muy útil porque a través de dibujos reduce la arbitraried que hay en la relación entre letras y sonidos. Por otra parte, porque muchos de estos niños manejan bien las nuevas tecnología y se encuentran cómodos utilizándolas.

-¿Cuales son las dificultades futuras en la vida de un dislexico?

Si no reciben la ayuda necesaria, estos niños se van a encontrar con muchas dificultades ya que vivimos en una sociedad donde la mayor parte de la información nos viene de los textos escritos. La primera dificultad ya se presenta durante la escolaridad donde muchos niños, algunos muy inteligentes sufren fracaso escolar. En el bachillerato es muy posible que por sus dificultades lectoras no consigan la nota suficiente para elegir la carrera universitaria que le gustaría seguir. Y ya en la vida adulta los problemas suelen ser menores porque tienden a elegir profesiones en las que la lectura no es tan fundamental (muchos grandes arquitectos, informáticos, artistas,… son disléxicos), pero aún así siempre van a tener que leer y escribir textos, por lo tanto, la dislexia siempre va a estar presente en sus vidas.