Las personas mayores ante el confinamiento por la Covid-19

personas mayores confinamiento
Foto: Cade Martin en Unsplash

Anteriormente os dábamos algunos consejos sobre cómo pasar mejor el confinamiento en pareja. Hoy abordamos otra vertiente de la cuestión, que es la situación de las personas mayores ante el confinamiento por la Covid-19. ¿Qué problemas específicos tienen? Y, sobre todo, ¿qué pueden hacer para pasar mejor estos días?

Alba Pérez, directora del máster universitario en Psicología Infantil y Juvenil: Técnicas y Estrategias de Intervención, y Montserrat Lacalle, profesora colaboradora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación, dan algunas pistas para abordarlo.

¿Cuál es la situación?

En España hay más de dos millones de personas mayores de 65 que viven solas, 850.000 de las cuales tienen más de ochenta años. El confinamiento les afecta especialmente: «La disminución significativa de las actividades y las rutinas cotidianas, una baja estimulación sensorial y una disminución del contacto social pueden alterar su estado anímico», explica Pérez.

Lacalle añade que «no debemos olvidar que ser población de riesgo los puede llevar a tener una percepción más negativa de la situación, con un aumento de la sensación de vulnerabilidad y miedo».

En conclusión, es normal que las personas mayores frente al confinamiento sea un colectivo especialmente propenso a experimentar ansiedad, depresión o aislamiento social. ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Estrategias para abordar el confinamiento en las personas mayores

  • Pensar que esta situación acabará: Por difícil que sea la situación, es puntual, y acabará pasando. Lacalle recomienda «focalizar el pensamiento en el mañana. A menudo, cuando la realidad del momento no es agradable, pensar en el que encontraremos cuando acabe nos puede ayudar».

«Cuando la realidad del momento no es agradable, pensar en el que encontraremos cuando acabe nos puede ayudar»

  • Mantener la comunicación con familiares y amigos: Pérez indica que «tienen que evitar cerrarse en ellos mismos y procurar un contacto regular con amigos y familiares, sea por teléfono o por videoconferencia». Aconseja usar Whatsapp para socializar, porque es el medio más utilizado por este colectivo.
  • Aprovechar los recursos digitales: Internet no es solo por los jóvenes. Para aquellos que estén mínimamente familiarizados con las redes, es un buen momento para unirse a comunidades virtuales sobre libros, fotografía o cocina, por ejemplo.
  • Planificar las tareas domésticas: «Un enemigo del aislamiento es la inactividad», advierte Lacalle. Las pequeñas tareas domésticas, como limpiar, cocinar o trucar los familiares pueden resultar de ayuda «para evitar la inactividad, que puede desembocar en un bajo estado de ánimo».
estrategias para abordar el confinamiento en la vejez
Foto: Sam Wheeler en Unsplash
  • Mantener las rutinas: Para los mayores también es un punto clave. Igual que con las tareas domésticas, las pequeñas cosas marcan la diferencia. Un ejemplo puede ser mantener siempre los mismos horarios de despertarse e ir a la cama, así como los de las comidas.
  • Hacer actividad física: Lacalle apunta que otra ventaja de hacer las tareas domésticas es que los permite moverse un poco. Así mismo, recomienda pasear diariamente por los diferentes espacios de la casa, tal como harían en la calle.
  • Evitar la sobreinformación: Este consejo es válido para todo el mundo, razón por la cual lo recogimos en esta infografía sobre las herramientas psicológicas para hacer frente al confinamiento por la Covid-19. El miedo que puede generar pertenecer a un grupo de riesgo hace que sea un tema especialmente importante por las personas grandes. Pérez nos recuerda que «es bueno mantenerse informado, pero hay que elegir medios de comunicación contrastados y reservar unos momentos concretos para hacerlo. Es necesario saber desconectar de las noticias».

«Es bueno mantenerse informado, pero es necesario saber desconectar de las noticias»

  • Pedir ayuda: psicólogos y psicólogas de todo el estado se han sumado a la iniciativa #NingúnMayorSolo, que pone a disposición de las personas mayores y el personal sanitario atención psicológica telefónica anónima y confidencial a través del número 976 388 601. Manuel Armayones, investigador del eHealth Center y profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación, ha asesorado el proyecto. Encontraréis más información en este enlace.