¿Cómo se las arregla el alumnado con discapacidad para tener éxito en la UOC?

11 mayo, 2020 alumnado con discapacidad UOC foto-postdis

Efrem Melián y Julio Meneses exponen los resultados de un estudio sobre el alumnado con discapacidad en la UOC.

El alumnado con discapacidad es un colectivo en desventaja en el entorno de la educación superior. Su participación en esta etapa educativa, aunque creciente a lo largo de las últimas décadas, sigue siendo menor que la de la población sin discapacidad. Además, obtienen resultados comparativamente peores en sus estudios. 

La atención a las necesidades específicas de estos estudiantes debería convertirse en una prioridad para las universidades si aspiran a alinear sus políticas con las recomendaciones de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, entre otras instituciones y, en general, a avanzar hacia una educación superior inclusiva con todo tipo de colectivos que presentan más dificultades para acceder o completar sus estudios.

La UOC, como universidad en línea, tiene una posición única en este contexto: concentra el 43% del alumnado universitario con alguna discapacidad certificada de toda Catalunya y es la segunda universidad española —solo por detrás de la UNED— con más estudiantes con discapacidad en sus aulas. Y no sólo eso, sino que su número se incrementa curso a curso. Por poner cifras a esta situación, mientras que en 2013 había 869 estudiantes con discapacidad en los programas oficiales de la UOC, durante el curso 2018-2019 pasaron a ser 1.496 sobre el total de 3.479 en toda Catalunya.

Ante esta circunstancia, desde los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación llevamos a cabo un estudio durante el curso 2019-2020 titulado “Salir adelante en la universidad en línea: Experiencias de revelación de la discapacidad tradicional o emergente” en colaboración con Sílvia Mata del Servicio de Acompañamiento al Estudiante.

La revelación de la discapacidad en primera persona

alumnado discapacidad UOC
Foto: ONCE/Javier Regueros/Lola Alejandre

Para llevar a cabo el trabajo de campo utilizamos la técnica de la entrevista por correo electrónico, una aproximación flexible y adaptable a las situaciones particulares de los estudiantes que, además, nos permitió establecer un marco adecuado para recoger sus experiencias subjetivas. Tras una convocatoria previa a través del Servicio de Acompañamientos al Estudiante, un total de 34 personas fueron invitadas a participar en el estudio y, gracias al intercambio de preguntas y respuestas escritas, establecimos una comunicación ágil a través del correo electrónico, un medio con el que están acostumbrados a trabajar por su experiencia en la Universidad.

En síntesis, nuestro objetivo fue conocer la experiencia en primera persona de los y las estudiantes con discapacidad en la UOC, tratando de comprender mejor cuáles son sus dificultades y éxitos durante su trayectoria académica. El proyecto también recoge su perspectiva sobre las áreas de mejora en las formas de atención y de apoyo que reciben por los diferentes actores implicados en su experiencia académica en la UOC. De manera específica, pusimos nuestra atención en el proceso a través del cual comunican su discapacidad a la Universidad, un momento controvertido e importante ya que se trata de un paso previo y obligado para obtener las adaptaciones a las que estos estudiantes tienen derecho en el marco de la igualdad de oportunidades con respecto al resto de sus compañeros. 

Una visión compleja desde perspectivas diversas

Los resultados del estudio han servido para poner en evidencia que las y los estudiantes con discapacidad perciben el proceso de comunicación de la discapacidad como uno de los dilemas más importantes a los que se enfrentan en su trayectoria académica. Más allá de los trámites administrativos en el momento del ingreso a la titulación, la revelación de su situación personal pone en juego una cuidadosa valoración de pros —normalmente, la expectativa de un mejor cumplimiento de los objetivos académicos— y contras —estigma, coste emocional, exceso de burocracia— que en muchas ocasiones puede llevarles a desistir de este proceso, pese a las repercusiones negativas que puede conllevar hacerlo para el éxito en sus estudios.  

Las y los estudiantes con discapacidad perciben el proceso de comunicación de la discapacidad como uno de los dilemas más importantes

Los resultados muestran también un colectivo con una notable diversidad en los puntos de vista de los estudiantes dependiendo del tipo de discapacidad con la que conviven. En este sentido, los estudiantes con discapacidades físicas y sensoriales muestran una menor ambivalencia hacia la etiqueta de “persona con discapacidad” y un fuerte deseo de ser escuchados y de contar con mayor visibilidad y presencia como colectivo.

Por otra parte, los estudiantes con discapacidades o necesidades especiales comúnmente denominadas como emergentes (trastornos mentales y del aprendizaje) dada su reciente y masiva incorporación a los procesos de reconocimiento médico e institucional, muestran una mayor reticencia a su identificación como persona con discapacidad. En este sentido, resulta interesante señalar que los estudiantes con discapacidades emergentes experimentan una menor comprensión por parte del profesorado y del personal técnico hacia sus problemáticas y sus necesidades, lo que les conduce a percibir una mayor sensación de estigma.

Por último, en esta investigación nos fijamos también en un tercer grupo de estudiantes, generalmente menos estudiado en la literatura, que presenta dos o más discapacidades. Sus experiencias, particularmente complejas debido a que a menudo conviven con una discapacidad física o sensorial junto a otra emergente, nos han permitido contrastar los puntos de vista de sus compañeros y compañeras. En general, sus puntos de vista se alinearon con las experiencias relatadas por los otros dos grupos de estudiantes con discapacidad, dependiendo de cuál era la problemática que percibían como dominante en su caso particular.  Sin duda, este colectivo de estudiantes merece una especial atención y debe ser objeto de futuras investigaciones dadas las especiales dificultades a las que se enfrentan en el momento de llevar a cabo sus estudios.

Hacia una mejora de la atención al alumnado con discapacidad en la UOC

A modo de conclusión, nos gustaría señalar las principales propuestas de mejora de la atención proporcionada por la Universidad que hemos podido extraer de esta investigación. 

  • En primer lugar, el alumnado con discapacidad considera que convendría simplificar el proceso a través del cual los estudiantes comunican su discapacidad a los diferentes actores implicados en su relación con la Universidad. Entre las oportunidades de mejora más importantes ven necesario agilizar los trámites, evitando que la carga de la prueba recaiga en el alumnado y desarrollando protocolos específicos para la atención de las demandas más habituales. En este sentido, una aplicación de gestión integral, única y actualizable por parte de los estudiantes, sería una buena manera de equilibrar la agilidad organizacional con el respeto a su autonomía.
  • En segundo lugar, otra demanda generalizada es la de disponer de un seguimiento y apoyo personalizado que debería tener en cuenta y ser sensible a las dificultades específicas asociadas a cada tipo de discapacidad. De esta forma, sería posible atender mejor a las diferentes necesidades que requieren las personas con discapacidades físicas o sensoriales, emergentes y a aquellos que conviven con más de una discapacidad.
  • Finalmente, los participantes consideran que este seguimiento personalizado se debería vehicular a través de un servicio de atención específico para el alumnado con discapacidad, ya que en la actualidad la atención que se presta a este colectivo se realiza desde un servicio generalista. En opinión de estos estudiantes, disponer de un servicio especializado les ayudaría de forma más efectiva a superar las dificultades que encuentran a lo largo de su recorrido académico y, así, conseguir finalizar con éxito sus estudios.

Esta investigación se ha desarrollado en el marco del Trabajo Final del Máster en Psicopedagogía, llevado a cabo por Efrem Melián bajo la supervisión de Julio Meneses. Los autores queremos agradecer a todas las personas que han facilitado la realización de este estudio y, de manera particular, a Sílvia Mata por toda su ayuda y las facilidades prestadas para contactar con nuestros participantes. Así mismo, queremos expresar nuestra inmensa gratitud a los estudiantes que nos prestaron su tiempo y nos permitieron conocer de primera mano su experiencia personal.

Contacto:

Efrem Melián:

Twitter: https://twitter.com/efrem_

Julio Meneses:

Twitter: https://twitter.com/taih

Web: http://femrecerca.cat/meneses

Autores / Autoras
Mster en Psicopedagogía por la UOC.
Profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación, responsable de la Unidad de Evaluación de Proyectos Institucionales del eLearn Center e investigador GenTIC.
Comentarios
Deja un comentario