Adriana Caballero: ‘La UOC amplió mi percepción de la educación en línea’

10 junio, 2021
Adriana Caballero Adriana Caballero

Adriana Caballero, estudiante mexicana del máster universitario en Educación y TIC de la UOC, es pura energía, asume los retos con entusiasmo y se esfuerza sin límite. Sin duda, lleva un buen bagaje de esfuerzo y superación, herencia de sus años de bailarina de danza clásica, que le ha servido para ser madre, estudiante en línea, youtuber y emprendedora tecnológica sin perder los papeles en un mundo en pandemia. Afirma que en la Universitat Oberta de Catalunya ha descubierto, ¡por fin! Que ella sí estaba hecha para estudiar. Gracias al MU ha obtenido el aporte pedagógico necesario para completar su visión y fortalecer su empresa. Está enamorada del e-learning, sueña con dar a conocer a través de artículos, libros y su canal de YouTube, este modelo educativo que le ha cambiado la vida.

¿Cuál ha sido tu historia educativa previa a la UOC?

Estudié y fui bailarina profesional de danza clásica en la compañía el Taller Coreográfico de la UNAM. Tengo esa vena artística creativa así que mi formación universitaria la enfoqué en el diseño gráfico, sobre todo en el diseño web. Cuando me gradué me centré en ello y fundé mi primera empresa. En el 2010, el Banco Central de México nos contrató para desarrollar su estrategia y oferta de formación en línea. Entré en contacto con el e-learning, a profundizar en tecnología educativa e incorporarle elementos de diseño. Había que seleccionar la plataforma, personalizarla, capacitar, desarrollar contenidos…

Y saltaste a la formación online

Me matriculé en una maestría en marketing que no quise concluir porque no era mi camino. Decidí entonces tomar cursos en línea y así aprendí todo el tema de experiencia de usuario, de diseño de productos digitales… Vi que había una oportunidad muy grande para implementar todos estos conceptos de experiencia de usuario aplicados a la educación en línea. Empecé a integrar mis conocimientos en mi primera empresa. Todo nuestro portafolio era de tecnología educativa. Mi rol era aplicar los conceptos de experiencia de usuario para diseñar mejores tecnologías, contenidos, plataformas… 

Llegas a la UOC con formación académica previa, tanto presencial como online, e incluso experiencia profesional. ¿Qué te lleva a matricularte en el máster?

Toda mi vida profesional estaba centrada en el e-learning, pero quería reforzar el aspecto pedagógico. Tenía conocimientos de marketing, de desarrollo tecnológico y de diseño, pero no de fundamentos pedagógicos. Pensé que valía la pena formalizar mis conocimientos. Cuando revisé el plan de estudios me gustó mucho porque pensé que me iba a complementar y me iba a convertir en una profesional 360 en el e-learning.

¿Así fue? ¿Qué te ha aportado el paso por la UOC?

Las asignaturas me han enriquecido mucho, me han permitido formalizar lo que yo había adquirido por pura práctica y sin saber por qué

Lo digo a los vientos cuando me lo preguntan: estoy enamorada de la UOC. Me fascina el modelo porque lo encuentro muy avanzado. Por un lado, las asignaturas me han enriquecido mucho, me han permitido formalizar lo que yo había adquirido por pura práctica y sin saber por qué. Me han dado los fundamentos. Pero no solo valoro la información teórica, sino también cómo la imparte. La UOC amplió mi percepción de la educación en línea y me demostró que se puede hacer de otra manera. Anteriormente, me había inscrito en un MBA en línea en otro centro: reproducen el mismo modelo presencial… ¡Incluso la burocracia! No, esto no es educación en línea. Cuando encuentro la UOC reconozco que ese es el modelo: se ha convertido en un referente. Ahora me planteo los retos con conocimientos de diferentes ángulos de diseño, tecnología, marketing y con la nueva visión que me ha aportado la UOC. Ahora me siento muy realizada.

Para tí, como estudiante en línea pero también profesional, ¿cuál es el valor de la propuesta de la UOC?

La importancia de la asincronía. En otros centros, todo tiene que ser al  mismo tiempo, todos juntos, aunque sea virtual. Ese es el mismo modelo del presencial. En la UOC los estudiantes tienen un rol participativo. Tiene muy bien planteada su audiencia, la mayoría trabajamos y queremos seguir desarrollándonos como profesionales. La asincronía nos permite conciliar nuestra vida personal, familiar, profesional… académica. Una de las cuestiones que valoro es que esta asincronía considera los tiempos: son muy holgados. En la creatividad, cuando te demandan que hagas un diseño rápido no eres tan creativo como cuando dejas el tiempo pasar. Por eso, aunque los tiempos parecieran exagerados, a mi me han dado tiempo de investigar y no siento la presión de entregar y entregar, me permite profundizar, asentar el conocimiento y la información. Podríamos destacar otros aspectos como la investigación, los proyectos…

Eres madre de dos hijos, estudiante y, ¡seguías con tu empresa!

En la empresa desarrollamos el producto de Yeira. Cuando empezó a crecer decidimos transitar de una empresa de servicios a una empresa de producto. Hoy tenemos una plataforma de e-learning en la nube y orientada para facilitar a las empresas pequeñas y medianas la incursión en la economía digital para el desarrollo de cursos en línea. Necesitan una tecnología que les apoye ese proceso, fácil de utilizar porque no son expertos técnicos y que fuera económica.

Llegó el confinamiento, y todo el mundo se volcó en ofrecer formación on line… ¡Qué oportunidad!

Con la pandemia, en Yeira, adquirimos nuevos perfiles de clientes que no pensábamos que íbamos a tener como escuelas de música, de yoga, de danza… Quieren ofrecer formación on line y no saben cómo hacerlo. Vienen a nuestra empresa y contratan el servicio, les ofrecemos la tecnología… pero ¿cómo transmito el conocimiento, la información?  Quiero ayudarles y para ello tengo que hacer un modelo sobre cómo hacerlo bien desde una forma holística. En una noche, en una de esas que no duermo, dije ya sé lo que tengo que hacer. Mapeé el Modelo EXD, empecé a darle estructura y después a detallarlo. Hice un artículo en el que explico las metodologías que son efectivas para diseñar experiencias de aprendizaje en línea -análisis que me dio la UOC, me dio la profundidad y yo lo casé con mi propia experiencia-. El artículo recoge los fundamentos del Modelo EXD y el por qué de este. Fue bien recibido.

El Modelo EXD permite transmitir a las empresas una perspectiva holística de hacer enseñanza en línea

Ese artículo es embrión de un libro…

Cada una de las fases que planteo en mi modelo tiene técnicas. Yo las recopilo, las digiero y aplico a la educación en línea con algo que funciona, que me ha funcionado en mi ejercicio profesional. En ese sentido, pensé que tenía que profundizar más allá del artículo y la única manera era hacerlo a través de un libro. No es un ensayo sino una guía técnica de cómo aplicar el Modelo EXD para diseñar cursos en línea con las técnicas que debes seguir en cada una de las fases para que te generen buenos resultados. Pensé que podía aportar al desarrollo de cursos en línea desde mi visión multidisciplinar que ya hemos comentado y los años de experiencia en el e-learning.

Así que para ti, para Yeira, esta pandemia ha traído oportunidades...

La pandemia tiene dos aristas: la demanda creció pero hay muchos competidores y hay marcas muy bien posicionadas. No tenemos el músculo financiero de un Google. Hay otro aspecto que no nos ha favorecido: el desplome de la economía. La gente quiere hacerlo y mantenerse activo en sus negocios pero se han perdido empleos, negocios… Estamos creciendo pero hasta un punto. Nos ha traído mucho trabajo pero también estamos con esta arista: ¿cómo hacemos que sea más conocido?, que llegue a más personas y tener más músculo. Somos una empresa 100% mexicana y nuestro mercado natural es México, pero también ha ido creciendo en Latinoamérica —sobre todo Perú, Colombia, Argentina, Chile… algunas cuentas en Brasil—.

Los apasionados, como tu lo eres del e-learning, necesitáis compartir con todos vuestra pasión… ¿es por eso que te convertiste en divulgadora, youtuber?

Tiene que ver con mi lado artístico. Estuve en el escenario muchos años, me gusta estar al frente, en foros, hablando, y he tratado de hacerlo en el ecosistema digital. Mi canal de youtube tiene su origen en la UOC. En una de las asignaturas de diseño tecnopedagógico nos pidieron un video explicando su evolución. Mi primer video es el que presenté en la asignatura: cuando lo hice, pensé que se podía compartir porque no era tan académico y que necesitaba un espacio para ello. Abrí el canal de youtube y decidí hacer algunos otros videos. El que más ha gustado es “Educación a distancia no es e-learning”. Quiero seguir compartiendo temas de divulgación sobre métodos y estrategias de enseñanza online aunque no me quiero meter en aspectos tecnológicos y ofrecer también una sección de opinión, sobre análisis de usabilidad, enfocado al aprendizaje online.

¿Qué te aporta la enseñanza online?

Yo sufrí mucho la escuela. Con los años reflexiono y sé que hay motivos personales fuertes en mi experiencia para amar el e-learning. Sufrí la escuela instructiva, la presencialidad… nunca me sentí cómoda. Estaba claro que no era mi modelo educativo. Todos teníamos que estudiar así: en las butacas, calladitos… Acabé pero fue muy sufrido y obligado. Cuando llegué a la danza me encontré con un aspecto de libertad, aunque sea una disciplina militar: podía moverme, expresarme… Al principio, me cuesta irme de un ambiente tan artístico a uno digital. Pero yo siento que más o menos se trabaja lo mismo en el aspecto del diseño ya que se trata de mover emociones, el público, expresar quién eres… En el mundo digital me siento como pez en el agua, puedo hacer lo que quiero.

El aprendizaje online me permite descubrirme como aprendiz, descubrir el gusto por la investigación

El aprendizaje en línea ha sido la intersección de todos esos conocimientos y mi propia vivencia como estudiante. Cuando empecé, me descubrí como una excelente estudiante. Mientras que en la presencialidad siempre me decía “no soy para la escuela”… y me va muy bien ahora. Siempre he sido una estudiante sobresaliente en el online porque me permite explorar, como en la danza que me permitía  ahondar en mis dimensiones y capacidades. El aprendizaje online me permite descubrirme como aprendiz, descubrir el gusto por la investigación y es por esto que soy esta apasionada de esta manera de aprender. Te permite ser tu propio protagonista y aquí me quedo.

Cuando abriste tu primera empresa, en el 2010, fue un punto de reto para ti… y sin duda para la sociedad! Una mujer joven, que viene de la danza, que emprende en el mundo tecnológico… 

Emprender no es apto para cardíacos: no creo que sea para todos, requiere disciplina, perseverancia y esa lucha por tus sueños. Para mí, emprender es crear mi propio mundo y desarrollarme como yo quiero que sean las cosas,  no sentirme atada de manos… Incorporarme como mujer emprendedora en un ecosistema digital tampoco ha sido fácil porque hay que saber moverse también en una industria muy masculinizada. Pero creo que lo he hecho bien; he tenido respeto y me he sentido cómoda. De pronto me he sentado en consejos directivos que son puro hombres y te sientes rara, y ellos se sienten raros. Veo cómo la dinámica cambia cuando llega una mujer: se vuelve algo más amigable y empático. Trato de poner todo eso a servicio de la comunidad.

¿Los retos más difíciles a los que te enfrentas?

Los apoyos. Aunque ha habido iniciativas recientes sigue habiendo un sesgo, tenemos que seguir reflexionando y corrigiendo, porque las mujeres jóvenes no tenemos tanto apoyo. No hablo solo del financiero, me refiero también a comprender la situación que vivimos las mujeres. Mis emprendimientos me han permitido conciliar ser madre y estudiante, porque te ofrece la posibilidad de gestionar tiempos, prioridades… ¿A qué le doy prioridad? Es estresante pero también gratificante. 

¿Hacia dónde corre ahora Adriana?

Siento que tengo mucho camino por recorrer, mucho por aprender, tanto teórico como pedagógico. Siento que estoy en el lugar en que tengo que estar para ello y que mi misión ahora es cómo lograr que todo esto aprendido, desarrollado, pensado… llegue a la mayor cantidad de personas posible. Quiero ayudar a los demás; estoy buscando retos como docente, que lleve a las personas para que adopten el e-learning y vivan todo lo positivo que he vivido yo.

Autor / Autora
Redactora colaboradora
Comentarios
Deja un comentario